Revista de Pangea

"La Revista de Pangea és un recull de notícies de diferents butlletins"

Archives: 1 de October de 2013

[polomoir1] Con plazos fijos, el gobierno debe proponer un plan que resuelva el problema de la electricidad en la Costa

Visite nuestras páginas: http://www.moir.org.co, http://tribunaroja.moir.org.co , http://www.robledosomostodos.comy
http://www.deslinde.org.co

Siga los twitter del senador Jorge Enrique Robledo en http://twitter.com/#!/JERobledo

——————————————————————————————–

 

Con plazos fijos, el gobierno debe proponer un plan que
resuelva el problema de la electricidad en la Costa

Intervención del
senador Jorge Enrique Robledo en el debate al ministro de Minas y Energía sobre
el tema de la energía eléctrica en la Costa Atlántica, Comisión Quinta del
Senado, 24 de septiembre de 2013.

——————————————————————————————–

 

Se multiplican las
protestas en la Costa. El Caribe carga con el 92% de la subnormalidad eléctrica
del país. En las tarifas, alzas del 12% por encima de la inflación. 200 mil
familias al borde de perder sus propiedades por deudas con Electricosta y
Energía Social, de la trasnacional Gas Natural Unión Fenosa. Prácticas
aberrantes para tumbar al usuario. La energía prepaga, con la que las empresas
nunca pierden. 91 ciudadanos electrocutados en tres años. Apagones continuos
que dañan los electrodomésticos. La Superintendencia no sirve. Abultadas
ganancias y pésimos servicios. Subsidios enormes. Liquidaciones y tarifas fraudulentas.
Tasas de retorno de hasta 30 y 60%. En la Costa se constituyó el Movimiento de
los Indignados. Si el presidente Santos gobierna mal, el Polo está del lado de
la gente, que no quepa la menor duda. La propuesta del Polo: que el gobierno
defina un plan con compromisos y fechas.

 

Lo que está pasando
en la Costa Atlántica con la energía eléctrica es absolutamente inaceptable,
señor ministro Amylkar Acosta. Casi increíble que sucedan estas cosas. No son
aceptables por ningún lado por el que se miren. No hay que ser costeño para
sufrirlas. Aprovecho para decir a los habitantes del Caribe que somos muchos
los cachacos que los queremos y que vemos el país a través de los mismos ojos
con los que ellos lo miran. Pero estos hechos suceden precisamente porque son
de allá. Tengo mis dudas de que algo parecido pudiera darse en otros sitios de
Colombia. Voy a entrar en algún detalle para mostrar cuál es el drama.

 

Empiezo mostrando una
noticia de El Heraldo, de Barranquilla, fechada hace dos días y a la que le doy
mucha importancia. El diario publica la lista de las protestas que están
dándose en el departamento del Atlántico. Dice que en 2012, las movilizaciones
ciudadanas de todo tipo, como asambleas, concentraciones, paros, marchas y
bloqueos, pasaron de 33 a 44. Los solos bloqueos, una forma de protesta dura,
de 21 a 24, entre el año pasado y este año, y al 2013 le faltan todavía tres
meses. Vías afectadas por bloqueos, 24; conflictos en municipios, 44. No voy a
entrar en los detalles, pero señalo, primero, que casi todas las protestas,
según la policía, son por electricidad.

 

Cuando la gente
protesta, por qué lo hace. Es parte del debate, porque hay dos grandes teorías.
Una, porque la gente es boba y se deja manipular por unos cuantos agitadores,
una teoría a mi juicio absurda. Y la otra, según la cual un paro es algo así
como la punta de un enorme iceberg de descontento social. Cuando uno ve a cien
personas protestando en una calle, con todo lo difícil que es, al sol y al agua
y enfrentando a la policía e incluso la muerte, porque hay muertos, no puede
menos de pensar en cuántos más que son solidarios y están también dolidos pero
que no se atreven a salir porque les da, literalmente, miedo. Le llamo la
atención al gobierno. En la Costa Atlántica se está gestando un pleito social
de proporciones supremamente grandes, es la impresión que tengo. La tenía desde
antes de hacer los estudios para este debate, pero ahora con mayor convicción.

 

Subnormalidad
y alza de tarifas

 

Intentemos explicar
qué es lo que pasa, para que el día de mañana lo sepan los colombianos. De
entrada hay un ingente problema de subnormalidad, el peor en Colombia. La Costa
carga con el 92% de la subnormalidad eléctrica del país, algo absolutamente
increíble. Subnormalidad ¿qué significa? Que la familia carece de servicio de
energía o que cuenta con conexiones inadecuadas a las redes de las empresas que
detentan el negocio. 92% en siete departamentos de Colombia, cada uno más
importante que el otro.

 

¿Qué pasa con la vida
de los usuarios? Voy a mirar varios problemas que mortifican a estos
compatriotas, como también a otra mucha gente en Colombia, porque no es que las
demás regiones sean el paraíso. Lo que pasa es que en ellas no es tan grave la
situación. Primero, hay un gravísimo problema de tarifas. Infortunadamente,
hubo dificultades en mi oficina para acopiar todas las cifras, pero les doy
este dato: entre 2006 y 2010, las tarifas de Electricaribe subieron 12% por
encima de la inflación. La gente está comiendo menos, vistiéndose menos para
poder pagarlas. Conseguimos, sí, las cifras de cómo han aumentado los ingresos
de las empresas por la vía del aumento de las tarifas. Pero aún no tenemos la
precisión de cuánto paga el usuario, porque el valor está oculto tras los
subsidios, a los que me voy a referir más adelante. De todos modos les voy a
dar cifras para que ustedes vean la escalada, casi inverosímil, que han
experimentado los ingresos de las empresas. Estrato 1, 1995, 33 pesos el
kilovatio. 2012, 305 pesos/kilovatio. La comparación da un incremento, descontada
la inflación¸ del 665 por ciento, una locura. Una parte no la está pagando el
usuario porque hay unos subsidios, pero es seguro que una parte muy importante
sí. Que sean 50, 70, el ciento por ciento, pónganles a los subsidios lo que
quieran y podemos estar hablando de unos incrementos bárbaros. Estrato 2, de 35
pesos a 310 pesos. Estrato 3, de 46 a 327. Estrato 4, de 63 a 325. Cuanto más
bajo el estrato, más alto el porcentaje del incremento. Contrasta el incremento
del estrato 1, del 665 por ciento de variación real, con 19 por ciento en el
estrato 6. Aclaremos que el estrato 6 ya estaba muy alto cuando empezó la
política de privatización.

 

Pero ojo, las medidas
se descargan contra unos usuarios pobres y requetepobres, desempleados, en el
rebusque, vendiendo bolis, vendiendo cubetas de hielo, que pagan las tarifas
comiendo menos, vistiéndose menos, teniendo menos salud, recreación y
educación. Es un panorama de una gravedad inmensa. Lo que genera por reflejo
otras consecuencias: deudas de los usuarios en Energía Social, la empresa de
los más pobres, y en Electricaribe, la de los usuarios más normales, ambas de
Unión Fenosa, una trasnacional española de gas natural. Más adelante
explicaremos por qué las separaron. En Energía Social la deuda impagable de los
usuarios es de 183 mil millones de pesos, usuarios que están además al borde de
perder sus casas o casalotes. Y la deuda con Electricaribe tampoco es de menor
cuantía. No la tengo discriminada, pero es de 1.8 billones de pesos.

 

Para leer la
transcripción completa utilice el siguiente vínculo:
http://bit.ly/16bn2YV

 

—————————————————————————–

Por favor incluya las direcciones polomoir@listas.moir.org.co
y
polo-moir@lists.riseup.net
en su
libreta de direcciones para que no sean consideradas spam
. Estos envíos se hacen por lo menos una
vez a la semana; si dejan de llegarle, háganoslo saber
. Si no desea seguir recibiendo
nuestros correos, respóndanos pidiendo su retiro de la lista. Si desea publicar
nuestros artículos, incluya nuestras páginas como crédito de los mismos.

 —————————————————————————–

FontFuente: moir@moir.org.co

[Medios] NP: Informe cambio climático: nuestra culpa, nuestras decisiones

_El informe del IPCC apunta directamente al ser humano_*
**
**YA NO HAY DUDAS SOBRE EL ORIGEN DEL CAMBIO CLIMÁTICO*_
__Ecologistas en Acción reclama a las administraciones públicas acciones
reales para luchar contra el cambio climático, empezando por el sector
eléctrico_
*
**El calentamiento global avanza y la culpa es nuestra. El quinto
informe de expertos de Naciones Unidas sobre cambio climático disipa
cualquier duda sobre la responsabilidad del ser humano como causante de
una subida de temperaturas de efecto catastrófico. Se ha presentado en
un escenario de inmovilismo político, a nivel estatal e internacional,
respecto al mayor problema que afecta al planeta. Ecologistas en Acción
reclama acciones decididas, que en el caso español pasan por el sector
eléctrico.*

El Panel Intergubernamental sobre Cambio Climático (IPCC) no deja
espacio para la especulación en su reporte de valoración ARC5. Desde el
anterior, publicado en 2007, el consenso científico sobre el
calentamiento global y sus causas se ha acrecentado. Las emisiones de
CO2 y a los cambios de usos del suelo han provocado el calentamiento y
es el ser humano el causante de ello.

En el último siglo la temperatura media global ha aumentado en 0’8 ºC,
se ha incrementado el nivel del mar, se han acidificado los océanos al
absorber CO2 atmosférico, se ha producido una merma sustancial en el
hielo y la nieve en polos y glaciares, y todo ello, debido a la quema de
combustibles fósiles y a la degradación de los ecosistemas.
Las predicciones sobre el futuro dependen en gran medida de las medidas
que se tomen. Aún se está a tiempo de frenar el calentamiento global y
limitarlo a 1’5 ºC, por debajo del límite que se considera seguro para
no provocar cambios aún más dramáticos, pero es necesario actuar con
contundencia y determinación a nivel global.

Este límite de seguridad intenta limitar los impactos a niveles
asumibles (menor aumento del nivel del mar, descenso del pH, variación
en el patrón de precipitaciones, frecuencia y virulencia de los
fenómenos meteorológicos extremos, etc.). Para conseguir este objetivo,
las emisiones mundiales de gases de efecto invernadero deberían alcanzar
su máximo en el año 2015 como muy tarde y, a partir de ese momento,
comenzar a disminuir.

Para ello es imprescindible que los gobiernos de todo el Mundo tomen la
decisión de encaminar a la humanidad hacia una sociedad de bajas
emisiones. En el caso del Estado español, esto es aún más urgente,
puesto que las políticas desarrolladas hasta el momento agravan el
problema en lugar de representar siquiera un atisbo de solución. El
último mazazo a la lucha contra el cambio climático, pero también a la
recuperación económica y social, es la reforma del sector eléctrico que
se debatirá hasta diciembre en las Cortes. En lugar de promover el
ahorro, la eficiencia, y las energías renovables se opta por continuar
quemando combustibles fósiles y desincentivar el ahorro y el
autoconsumo. Una decisión suicida.

Ecologistas en Acción insta a todas las administraciones públicas a
luchar de forma efectiva contra el calentamiento global y la dependencia
de los combustibles fósiles. La reforma del sector eléctrico debe
plantearse de forma totalmente contraria a la actual, dando tiempo
suficiente para la participación ciudadana. El ahorro en materia
energética es una necesidad y las energías renovables son hoy una opción
viable a nivel técnico y económico. Es necesario también replantear el
sistema de transporte, la agricultura, el consumo y el ahorro energético
en edificios, para reducir la factura energética y el impacto
medioambiental.

Las administraciones públicas tienen la responsabilidad de impulsar un
cambio de modelo, pero la ciudadanía no puede esperar más. A nivel
individual, familiar y comunitario se debe reclamar a las
administraciones que luchen contra el cambio climático, y al mismo
tiempo poner en marcha medidas para reducir la huella de CO2.

Más información: Rodrigo Irurzun, 657881619

FontFuente: prensa@ecologistasenaccion.org, via: medios-bounces@ecologistasenaccion.net