Revista de Pangea

"La Revista de Pangea és un recull de notícies de diferents butlletins"

[Colombia] ELN Revista Insurrección Nro. 542

/– Revista Insurrección //N° 542 –/_//_
_/Agosto 2016/_
_//_ /*
*/
/*_Ultimos Videos:_

Juegos Olímpicos

*//*
Entrevista COCE
*/
/*
*/
*_La Corrupción NO se Lava con una Votación

_*
_*INDICE:*_

*Pobre País, Tan Cerca de la OTAN Y Tan Lejos de la Paz Revista
Insurrección * <#Pobre_Pas_Tan_Cerca_de_la_OTAN_Y_Tan>
*Fidel es Humanidad Comando Central dle ELN* <#Fidel_es_Humanidad>
*Seis Años de Santos DemoniosSofia Mina* <#Seis_Aos_de_Santos_Demonios>
*La Violencia Debe Dejar de ser la Marca del Estado Gabriel Antonio
Gaitán*** <#La_Violencia_Debe_Dejar_de_ser_la_Marca>
*Guerra y Negociación: Los Casos de Irán, Cuba y Colombia Carlos Ramos /
FTIMH * <#Guerra_y_Negociacin_Los_Casos_de_Irn>
*
*————————————————————————————(
Para desuscribirse de esta lista de noticias envié un mensaje en blanco
a colombia-unsubscribe@eln-voces.com Recibirá un mensaje de respuesta
automáticamente del
servidor.)—————————————————————————————-
_*Pobre País, Tan Cerca de la OTAN Y Tan Lejos de la Paz*__*
*_*
_Revista Insurrección _*
*
El pasado 5 de agosto, hicieron público el plan estratégico de
transformación del Ejército del régimen, en una ceremonia en que los
invitados especiales fueron los generales de la Organización del Tratado
del Atlántico Norte (OTAN), verdadero ideólogos del plan.

En esta transformación de fondo, los planificadores estratégicos se
cuidaron de mantener intactos la cantidad de tropas y de recursos, que
desde antes el Ejército tiene asignados. La hipótesis en que basan este
plan, es que luego de la desmovilización de las Fuerzas Armadas
Revolucionarias de Colombia, queda desocupada una porción de la
maquinaria militar del régimen; la que proyectan enganchar completamente
al dispositivo de guerra global de la OTAN.

Como hicieron al inicio del Plan Colombia, esta vez también colocan como
propósito, librar la “lucha contra el narcotráfico”; según justificó el
ministro Pinzón el 25 de abril de 2013, al firmar el Acuerdo que
convirtió al régimen colombiano en aliado de las guerras de la OTAN.

Posteriormente la Corte Constitucional de Colombia declaró inexequible
este Acuerdo con la OTAN, pero a los firmantes poca importancia les
merece este llamado y llevando la contraria, prosiguen con la ejecución
del Acuerdo.

En octubre de 2015, buques de la Armada de Colombia participaron junto a
otras fragatas de la OTAN, en las Fuerzas de tarea internacionales 465 y
508. Entre las últimas actividades conjuntas realizadas, están las
visitas de altos oficiales del Cuartel general de la OTAN en Bruselas,
Bélgica, quienes hasta el 4 de agosto, supervisaron la confección del
citado nuevo plan estratégico del Ejército del régimen colombiano.

Esta, más que una transformación es un verdadero salto de guerra,
constituye el cambio más trascendental impuesto al Ejército -fundado por
el Libertador Simón Bolívar hace más de 200 años-, es monitoreada por el
Comando Aliado de la OTAN.

Hay que recordar que el actual comandante supremo de las tropas de la
OTAN, es el general estadounidense Curtis Scaparrotti, nombrado
directamente por el presidente de los Estados Unidos. Cuando los 27
países que integran esta Alianza -y sus aliados, como Colombia-, colocan
sus tropas bajo el mando de un general extranjero, están perdiendo su
soberanía y están violando la Carta de principios constitutivos de la ONU.

El enganche del régimen colombiano con la OTAN implica entrar en ‘las
grandes ligas de la guerra’. Pues en su origen, esta fue una alianza
para la defensa, pero en su Cumbre de Lisboa en 2010, decidió operar en
todo el mundo y pasar a realizar operaciones ofensivas; doble salto que
definió, así

“Desplegar fuerzas militares robustas donde y cuando sea requerido por
nuestra seguridad, y ayudar a promover seguridad común con nuestros
socios alrededor del globo”… (para responder a) “los conflictos más
allá de las fronteras de la OTAN, a los problemas derivados del cambio
climático y de la escasez de los recursos naturales”.

Con estas intenciones la OTAN está destrozando a Libia y Siria desde
2011; como lo hizo antes con Yugoeslavia desde el 24 de marzo de 1999,
donde ejecutó un golpe de Estado contra la ONU. Agresión que repitió en
marzo de 2003, cuando comenzó el arrasamiento del pueblo iraquí, bajo la
falsa acusación de que allí existían depósitos de armas de destrucción
masiva. Nunca podremos olvidar, que en medio de estos planes de guerra
de la Alianza, en 2006 crearon el monstruo llamado Estado Islámico (EI).

Ahora con la puerta que les abre el régimen colombiano, la OTAN se
inmiscuye en la única región del mundo en donde hasta ahora no había
intervenido; porque sus naciones rechazan importar conflictos ajenos y
se esfuerzan por convertirla en una Zona de Paz, según la decisión
colectiva tomada por la Comunidad de Estados Latinoamericanos y del
Caribe (CELAC).

La funesta decisión adoptada por el régimen colombiano quiebra el
equilibrio geopolítico de la región y va en contravía del anhelo de paz
de la sociedad, quien ve con esperanza los acuerdos de solución política
al conflicto que se negocian con las guerrillas; mientras de manera
obstinada la minoría gobernante amarra el país al carro de guerra de la
OTAN.

Desde la inmortalidad, el Libertador Simón Bolívar nos recuerda que es
muy triste el destino de un país, donde su ejército en vez de cuidar las
fronteras, se dedica en sojuzgar a los ciudadanos. Pero más tristeza
vamos a sufrir los colombianos de estas y las futuras generaciones, al
observar que además de sofocar a este pueblo, el Ejército que Bolívar
fundó, de ahora en adelante se va a dedicar a violar las fronteras de
otras naciones.

Los colombianos y colombianas tenemos que reclamar, para decir, “pobre
país: tan cerca de la OTAN y tan lejos de la paz”, e ir más allá para
movilizarnos y exigir que una decisión tan trascendental para el futuro
de Colombia, no la tome una minoría privilegiada, que piensa solamente
en sus intereses.
**
————————————————————–
Compartir Articulo —-Subir——
<#Indice>
————————————————————-
*
_*
Fidel es Humanidad
*_
_*Comando Central dle ELN*_
*

_Saludo del Ejército de Liberación Nacional de Colombia, con ocasión del
cumpleaños 90 del comandante en jefe Fidel Castro Ruz.

_

Fidel, edificador de utopías, emboscador de canallas, gestor de
incontables epopeyas revolucionarias, estadista incomparable y rebelde
eterno. Ha luchado desde turbas estudiantiles, vestido de verde olivo
desde las montañas de la isla, desde la ideas con su afilada pluma.

Fidel, a quien el ELN ha tenido el privilegio de llamar hermano, amigo,
compañero. Los colores de esa bandera del Movimiento que fundó son los
nuestros, porque existe una genética que nos ata a su epopeya.

Es imposible pensar en la historia de la revolución cubana sin pensar en
Fidel; imposible pensar en el latinoamericanismo sin pensar en Fidel;
imposible pensar en el internacionalismo sin pensar en Fidel.

Fidel dona a la humanidad la lección que la humillación ante los
poderosos, no es el destino manifiesto de los pobres de la tierra. Eso
si: siempre y cuando se opta por luchar, y luchar hasta final, no
rendirse jamás, sin importar el precio.

La historia demorará mucho aún en registrar la grandeza de sus hazañas;
como, por ejemplo, liderar la liberación de Angola y ser decisivo en la
derrota del racismo llamado Apartheid. Los historiadores son ágiles en
grabar las historias de los grandes conquistadores, personajes como
Alejandro Magno y Napoleón, pero lentos en registrar las conquistas de
los pueblos, en el camino de su propia liberación. Es en el camino de
liberación colectiva donde se sitúa Fidel, y es ahí donde su camino se
aparta del de los demás. La de Fidel nunca ha sido la política de lo
posible, sino de la trasgresión de los límites dictados por los imperios.

La revolución del pueblo de Cuba, que es la revolución de Fidel, ha
aguantado décadas de feroz castigo del más poderoso imperio del mundo, y
se ha mantenido con la dignidad intacta, nos ha enseñado que el
servilismo y la humillación de los poderosos, no es el destino
humanidad. Siempre y cuando se decida a luchar.

Con su ejemplo enseñó, que cuando se trata de pueblos que anhelan su
liberación, las fronteras son inexistentes.

En cuanto a Colombia, Fidel se convirtió en incansable luchador por la
paz de nuestra lacerada patria. El hecho que hoy Cuba cumpla un papel
vital en el proceso de paz con las FARC y el ELN, es parte de su legado.
Fidel siempre insistió en que había que luchar por una paz con dignidad,
para “que cese la filosofía del despojo y cese la filosofía de la
guerra”; contra esta filosofía es que los elenos y las elenas tenemos
empeñada hasta el alma.

El mejor homenaje en su cumpleaños 90 es continuar con el camino que
Fidel, junto a el Ché, enseñaron, para seguir empujando a esa “gran
humanidad que ha dicho basta y ha echado a andar”; e impulsar la lucha
de resistencia y liberación de los pueblos, que “ya no se detendrá hasta
conquistar la verdadera independencia”, tal como lo pronunció en la
Segunda Declaración de la Habana.

Comandante Fidel, en este 90 aniversario de su nacimiento, que ocurre
justamente en medio de una fuerte contraofensiva imperialista en Nuestra
América, el camino de unidad y lucha continental que forjaste, tiene hoy
mayor vigencia, por lo que el ELN saluda al liderazgo continental, que
históricamente ha asumido la Revolución Cubana.

Comandante Fidel, reciba un abrazo inmenso en este cumpleaños y sepa
que, como la lucha revolucionaria de Colombia siempre ha contado con el
apoyo de la Revolución Cubana, ésta siempre podrá contar con la
solidaridad del pueblo colombiano.
Desde las montañas de Colombia,
_Comando Central del ELN

13 de agosto de 2016__._
**
*
*————————————————————-
Compartir Articulo
—-Subir—– <#Indice>
————————————————————-
*
*
_Seis Años de Santos Demonios_ *
_*
Sofia Mina*_
*
Tras completar 2 años de su segundo mandato, Juan Manuel Santos sigue
haciendo promesas que no puede cumplir. Su gobierno continúa entregando
el país al sector financiero, a la oligarquía nacional y también
extranjera; pues mientras estas aumentan sus ganancias grandemente, la
deuda externa de Colombia, al igual que la inflación van en crecimiento
desbordado; además de preparar una reforma tributaria que afecta
principalmente a las clases empobrecidas y excluidas; y de mantener
aplastada a la agricultura e industria colombianas, a manos de las
grandes empresas transnacionales; con lo que siembra mayor miseria y
desigualdad entre los colombianos.

Juan Manuel Santos recibió la presidencia de manos de Uribe Vélez, quien
lo pensó como sucesor de su legado de guerra y violencia, traducido en
la consigna “mano firme, corazón grande”, con que rigió al país entre
2002 y 2010. Sin embargo, rápidamente el actual presidente buscó su
propio camino proponiendo las locomotoras de la prosperidad enmarcadas
en el Plan Nacional de Desarrollo, que se nos mostró como el avance
productivo y económico que necesitaba el país, pero que en últimas, no
es más que la profundización del modelo neoliberal en Colombia.
_¿Prosperidad para quién?_

Santos propuso edificar su segundo periodo presidencial (2014-2018)
sobre 3 pilares: Equidad, Educación, Paz; Pese a esto, la situación de
miseria en departamentos como el Chocó y La Guajira es cada vez más
crítica, tanto que incluso son docenas de niños y niñas las que mueren
diariamente de hambre o por falta de atención médica.

O que mientras Santos insiste en que ha construido más de 1 millón de
viviendas, de las cuales 130 mil fueron gratis; miles de colombianos
continúan viviendo la tragedia de seguir siendo despojados de sus
tierras, o de no ser incluidos en el proceso de restitución de estas,
pues hasta el momento se han restituido apenas el 3 por ciento de las
despojadas. También flaquean sus pilares, porque la tasa de desempleo es
de 11,5 por ciento y sigue creciendo.

Según el gobierno, ya contamos con “educación gratuita desde el grado
cero hasta el grado once en todos los colegios públicos”, sin embargo,
¿qué clase de educación es la que está ofreciendo? Porque es bien sabido
que el nivel académico de las instituciones públicas está muy por debajo
del de las privadas ¿Dónde están las condiciones reales para el acceso
de todos y todas las niñas a la educación, no solo básica y secundaria,
si no también a la superior?

La educación universitaria sigue la ruta de privatización, con un
déficit presupuestal de 12,1 billones de pesos y que seguirá
ascendiendo, porque el objetivo de la oligarquía es volverla un negocio.
Ruta marcada por la reforma a la Ley 30, que remataron con el “Acuerdo
por lo superior” 2034; logrando el propósito de que la educación sea
privada, para unos pocos que puedan pagarla.
_Paz para el capital, guerra al pueblo_

Estas amargas realidades han producido un inconformismo en la sociedad
colombiana, por esto, son cada vez mas frecuentes las movilizaciones de
los diferentes sectores sociales, cuyas exigencias son respondidas con
represión y la más descarada violencia de parte del estado. Las
protestas más recientes, la Minga Nacional y el paro camionero, sufren
una cifra de muertos y heridos más que vergonzosa, para un gobierno que
dice estar en busca de la paz.

Las condiciones que dan origen a los movimiento guerrilleros siguen
“vivas y coleando”; el hambre sigue acabando con miles de vidas
colombianas, la educación y la salud son servicios no derechos, la
propiedad de la tierra sigue regida por los intereses de las clases
dominantes. Ante su negativa a redistribuir la riqueza y el poder, la
elite gobernante sigue sembrando en el pueblo semillas de descontento,
resistencia y de rebeldía.

Con la paz de Santos, éste busca ser recordado como el presidente que
firmó el desarme de la insurgencia; mientras de su retórica de equidad y
educación, no pasará de ser la misma de todos los anteriores gobiernos.

Es por esto que no nos cansamos de invitar a todos y todas las
colombianas, a hacer parte de la construcción de esa paz justa y
duradera que tanto anhelamos, que nos ha motivado a estar en pie de
lucha por más de 50 años y que seguirá siendo nuestro objetivo
principal, en esta pelea por una vida digna y soberana para todo el
pueblo tricolor.
**
————————————————————–
Compartir Articulo
**
—-Subir—— <#Indice>
————————————————————-
*
_*
La Violencia Debe Dejar de ser la Marca del Estado
*__*
Gabriel Antonio Gaitán*_
*
En Colombia al hablar de solución política al conflicto, surgen muchas
ideas alrededor de esta posibilidad, tanto de quienes apoyan estos
procesos, como de quienes los niegan rotundamente, porque se niegan a
reconocer en la insurgencia un contradictor político legitimo.
_Historia de violencia_

La historia colombiana vergonzosamente se encuentra escrita con sangre
de la violencia impuesta, por las minorías dominantes de turno, en
contra del pueblo. La tradición de quienes tienen el poder en nuestro
país, es matar al contradictor antes de escuchar sus argumentos; ante
esta negativa el pueblo no ha tenido mas opción que resistir. Para el
caso de la oposición de izquierda, su estrategia ha sido descalificarla,
tergiversarla, calumniarla y amenazarla.

Aunque es evidente que la merma del conflicto armado ha contribuido de
manera significativa en la reducción de la violencia socio-política,
esta no ha cesado y por el contrario está en aumento como clara muestra
de constituir una política de Estado. De 37 asesinatos de defensores de
Derechos Humanos perpetrados en 2012, el régimen pasó a asesinar 63 en 2015.

La persecución y violencia contra lideres y defensores de derechos
humanos, es de las más altas de los últimos años; solamente en lo que va
corrido del 2016, se registran 539 amenazas diferenciadas, especialmente
por panfletos en contra de organizaciones sociales y lideres populares.

El paramilitarismo sigue actuando bajo la sombra del Estado, con total
complicidad luego de su supuesta desmovilización, según sostiene un
reconocido defensor de Derechos Humanos, el sacerdote jesuita Javier
Giraldo:

“El paramilitarismo ilegal, en grandes franjas, retornó muy pronto a sus
acciones criminales con sus mismos objetivos, a saber: persecución a
todo movimiento social o de protesta, mediante escritos de clara
inspiración contrainsurgente, anticomunista y fascista; respaldo
incondicional al gobierno y a sus fuerzas armadas; apoyo a las empresas
transnacionales, cuya destrucción ecológica denominan “progreso”, y
sustento financiero en las redes más poderosas del narcotráfico” (*).
_Tratamiento de guerra a la lucha social_

A la represión ilegal antes descrita, hay que sumar la legislación
represiva y la impunidad, la ampliación del Fuero penal militar -que
dotará de mayor impunidad los crímenes cometidos por las Fuerzas
Armadas-, el nuevo Código de policía que criminaliza y convierte en
delito la protesta de la ciudadanía; más el aumento del pie de fuerza de
la policía militarizada (Esmad), como negativo mensaje para el escenario
de pos acuerdos con la insurgencia, donde sin duda la efervescencia
social y movilización popular crecerá.

El Esmad es un escuadrón de la muerte. Según cifras del Banco de Datos
del Cinep, hasta 2014 se le atribuían 137 personas heridas y 13 muertes.
Los periodistas tampoco se escapan. Según la Fundación para la Libertad
de Prensa, entre 2004 y 2016, el Esmad había cometido 52 agresiones
contra comunicadores, mientras realizaban su trabajo, generalmente
cubriendo las protestas.

Sólo con estos casos podemos hablar de un patrón repetitivo de las
clases dominantes, para solucionar los conflictos sociales y que, junto
al paramilitarismo como un pensamiento enquistado en el Estado
colombiano, deja más que cuestionada la voluntad de paz del régimen. Es
por ello que nos preguntamos, si quienes ostentan el poder están
dispuestos a resolver los conflictos de una manera no violenta.
_Sacar la violencia de la política_

Como parte de la reciente campaña mediática en contra de nuestra, están
circulando por redes sociales y en diferentes regiones del país amenazas
y panfletos, que nos atribuyen, en que declaran como “objetivo militar”
a una u otra persona; para deslegitimar a la insurgencia y desinformar
al pueblo, pretendiendo crear enemigos donde no existen.

Esos métodos de intimidación que nos atribuyen, no son propios de una
organización revolucionaria. Como ELN hemos planteado la necesidad de un
nuevo momento para el país, que debe ser fruto del proceso de diálogos,
donde la solución de conflictos no sea por la amenaza y la violencia.

Esperamos que el gobierno deje su miedo a la participación del pueblo,
deje de reprimir con violencia cruel las protestas sociales, abandone su
vergonzoso pacto con el paramilitarismo y por fin escuche el clamor del
pueblo, que exige ser el protagonista de los cambios que Colombia requiere.
(*) Javier Giraldo M. S.J. ¿Paz en Colombia?.
http://www.javiergiraldo.org/spip.php?article257. 27-07-16.
***
————————————————————–
Compartir Articulo
**
—-Subir—— <#Indice>
————————————————————-

**
_*
Guerra y Negociación: Los Casos de Irán, Cuba y Colombia
*_*_
_*_*Carlos Ramos / FTIMH*_
*
Que no haya duda: si el gobierno de Santos negocia la paz con la
insurgencia es porque Washington se lo orientó. Desde el 2000, a través
del Plan Colombia y sus subsidiarios (Iniciativa Regional Andina, Plan
Patriota, etc.) los Estados Unidos invirtieron más de 6 mil millones de
dólares en la guerra de Colombia. Se reformaron las fuerzas armadas, se
crearon nuevas capacidades de guerra aérea, nuevas tecnologías de
inteligencia, drones, etc., pero sin lograr su cometido: la derrota y
rendición de las guerrillas más antiguas de Nuestra América. Fue
entonces que optó por abrir un proceso de paz, para lograr mediante la
mesa de diálogo lo que no ha podido por la vía militar, pues para el
imperialismo y los dueños del poder de Colombia, las negociaciones de
paz representan un viraje táctico, más no estratégico.

Ahora bien, las negociaciones de paz de Colombia no son las únicas, ya
que el imperialismo adelanta procesos de negociación con otros dos
contradictores históricos: con Cuba desde 2014 y con Irán desde 2015.

Enfrentado a la insurgencia colombiana desde 1964, a la Revolución
Cubana desde su triunfo en 1959 y a la Revolución Islámica de Irán desde
1979, los EEUU han optado por pasar de la confrontación abierta y
directa, a la negociación. ¿Esto quiere decir que el imperialismo va
sustituyendo su política belicista, por una de soluciones políticas a
sus conflictos internacionales? No. Sencillamente que, para Washington y
los Estados subordinados a su política, las negociaciones de paz van de
la mano de la confrontación militar directa. Son una extensión de la
guerra misma.

Ante la decadencia progresiva de su hegemonía imperial, los EEUU no
pueden sostener conflictos en todos los frentes. Los desgastes militares
y económicos que le han significado las guerras de Irak y Afganistán, en
medio de una severa recesión económica, obligan al imperio a optar por
una utilización más racional de sus fuerzas. La contención y cerco
contra sus dos rivales principales Rusia y China, son los puntos vitales
de su estrategia de hegemonía mundial, y debe concentrar sus esfuerzos
allí. Así se explican el cerco naval-militar del Mar del Sur de China,
el apoyo a la subversión reaccionaria en Ucrania, el cerco de misiles
contra Rusia, y el sostenido conflicto del binomio EEUU-OTAN en Siria.
Por tanto, ha escogido la táctica de lanegociación para enfrentar los
otros focos de rebeldía, que desafían su dominio.
_Caso Irán_

Es claro que antes de asaltar a un enemigo, es mejor aislarlo de sus
aliados. Es así como Washington negocia con Irán, mientras mantiene
guerras de desgaste con Siria y Yemen, dos de sus aliados estratégicos.
De la misma manera promueve la guerra de desestabilización política,
económica y militar de la Revolución Bolivariana, mientras negocia con
Cuba, quien ha sido su aliado estratégico principal, desde que Hugo
Chávez llegó al poder el 1998.

A la par de los acercamientos diplomáticos, adelante el cerco militar.
El apoyo y financiamiento del Estado Islámico por parte de los EEUU, la
OTAN, Arabia Saudita y Turquía ha mantenido bajo asedio permanente al
gobierno de Bashar Al Assad de Siria y al gobierno rebelde de Yemen.

A cambio de la promesa del fin de las sanciones económicas, que padece
el pueblo iraní -que le permite comerciar el petróleo iraní en el
mercado internacional-, el imperio obtiene el derecho al espionaje de
las instalaciones militares iraníes, a través de la Comisión
Internacional de Energía Atómica (CIEA), institución multilateral
controlado por los EEUU.
_Caso Colombia_

Aquí, las negociaciones con la insurgencia no tienen el fin de construir
un nuevo pacto social, sino lograr la pacificación de las fuerzas
insurgentes, quienes han frenado una mayor penetración territorial y
saqueo de recursos estratégicos, por parte del capital transnacional.

La pacificación de la guerrilla es clave, porque, pese a la campaña de
demonización en su contra, sigue siendo un ejemplo de resistencia y un
continuador del proyecto revolucionario nuestramericano. Las
negociaciones con la guerrilla colombiana no pueden comprenderse en su
totalidad, por fuera del contexto del proyecto de restauración
conservadora, que promueven las oligarquías y el imperialismo en Nuestra
América.

Desde hace décadas Colombia ha fungido como base de operaciones de los
EEUU, para el espionaje naval y aéreo hacia el conjunto América del Sur,
el Caribe y Centro América. Es su portaaviones para lanzar campañas de
desestabilización contra Venezuela y Ecuador. Como ha dicho el
intelectual norteamericano James Petras, “las negociaciones de paz son
un preámbulo para la ofensiva política-militar en la región”.
_Caso Cuba_

Con Cuba, las décadas de bloqueo criminal, de saboteo económico, de
campañas terroristas de la mafia de Miami no lograron doblegar la
Revolución. Al proyecto de aislamiento de la isla “le salió el tiro por
la culata” pues, mientras Cuba recuperaba relaciones diplomáticas y
económicas con el mundo, fueron los EEUU quienes resultaron aislados y
repudiados. Ante los fracasos de esta estrategia, el imperio optó por
conseguir por la vía de la negociación, lo que no había podido por la
vía del saboteo y el terrorismo.

El imperialismo apuesta a que el nuevo ambiente creado por las
negociaciones permitirá una mayor penetración ideológica y de
posibilidades, para financiar a la llamada disidencias interna. Así,
mejora las condiciones para promover la subversión desde adentro, que
puede resultar más efectivo, que la agresión desde afuera.
_Negociaciones de paz, no son la Paz_

Las negociaciones de paz no deben confundirse con la paz real, con
justicia social, como la soñamos los revolucionarios y revolucionarias
del mundo. El imperialismo mantiene -y mantendrá-, su asalto al mundo
con su estrategia de guerra permanente. La negociación es un engranaje
clave del asalto global, para neutralizar los focos de resistencia, que
se le interponen.

El imperio no duda en combinar las formas de lucha, en mezclar la guerra
con la negociación, la diplomacia con la violencia. Ante ello, a los
pobres y excluidos de la tierra sólo nos quedan los recursos de la
lucha, la resistencia y el legítimo ejercicio de la rebelión.
***
————————————————————–
Compartir Articulo *
* —-Subir—— <#Indice>
————————————————————-
****
**
*Siempre junto al Pueblo*
*Viva el ELN *
————————————————————————————————
RESPETAMOS SU PRIVACIDAD
Este correo llega a usted porque está o estaba subscrito/a a una de
nuestras listas o porque alguien nos proporcionó su dirección
pensando que nuestra información es de su interés.
Si el contenido de este mensaje no es de su interés, lamentamos
que le haya llegado. Para desuscribirse de esta lista de noticias
envié un mensaje en blanco a colombia-unsubscribe@eln-voces.com
Recibirá un mensaje de respuesta automáticamente del servidor.
————————————————————————————————

FontFuente: colombia@eln-voces.com, via: colombia-bounces@eln-voces.com

Comentaris tancats a [Colombia] ELN Revista Insurrección Nro. 542

Comments are closed.